El Ironman

El Ironman es esa carrera desconocida, inhumana, extenuante y que cualquier mortal calificaría de locura, majadería o cualquier sinónimo parecido. Nadar 3800 en un pantano o mar con otras 2500 personas implica algún golpe que otro, coger la bici y hacer 185 km de bici en solitario, sin pelotones ni ayuda y luego correr una maratón para "soltar" piernas. Son 8-10-12-14 horas según el nivel que cada uno tenga, disfrutado o sufriendo.


Se puede pensar en que alguien está loco por hacerlo, cumplirlo, acabarlo.. pero alguien se ha parado a pensar que realmente el día de la carrera es probablemente el día que menos se sufre. Si hablas con gente que ya lo ha terminado comentan que lo disfrutes, que se te pasa volando, al estar allí en la multitud con gente animándote, la motivación allí de toda la gente hace no pienses tanto ni sufras tanto.
La parte más dura del Ironman es el entrenamiento. Preparar un Ironman significa cambiar tu estilo de vida. Cada día tu vida cambia, sales de trabajar, te vas con la bici, vuelves corriendo para ir a la piscina y llegas a casa a las 23:30. Saliste de casa a las 7:30 y vuelves a las 23:30, cenar y dormir. Así cada día de la semana, a veces quizá tengas un rato a las 20 o 21 de la tarde si el entreno fue de carrera, pero tal vez en ese momento tengas gimnasio y tampoco estés en casa. También puede cambiar tu "vida". Cuesta más dormirse al estar totalmente cansado, la alimentación te puede sentar mal y el estómago a veces se siente como hinchado, ya que estás comiendo más que nunca.

Luego llega el fin de semana, y parece que sigues la filosofía espartana. Deberías descansar de una semana dura de curro y entreno, pero nada. Levántate, vete a nadar a las 10am 4000 metritos, vuelves a casa, coger la bici y rodar 3 horitas. Comes, un poco de descanso y por la tarde sales a correr. Llega la noche y como sabes que el domingo tienes 5 o 6 horas de bici, pues te vas a la cama. Quizá el Domingo si puedas tener un poco de vida social si por la tarde aún te quedan ganas de moverte. Porque piensas que el lunes de nuevo toca currar, el cansancio se va acumulando día tras día, semana tras semana... y cada día estás más cansado. Y así día tras día.

Preparar un Ironman supone llevar al cuerpo a la máxima fatiga día tras día y en función de la situación de cada persona poder descansar más o menos. Yo no descanso lo suficiente por falta de tiempo y es entonces cuando surge el verdadero ironman. Levantarse cada día cansado, con pensamientos negativos, reventar en los entrenamientos y no terminarlos por falta de fuerza o falta de motivación., ganas de rendirse, de mandar todo a la porra y dedicarse a entrenar cuando uno pueda para pruebas más cortas y no estás burradas. Es muy duro cada día saber que te espera esta u otra serie de 1000, 2000 o lo que toque. Así día tras día.


Luchar contra la mente para hacer las series aunque los músculos digan que no, tener que volver a casa andando tras sentirse completamente vacío, pensando en lo que uno está dejando de hacer para cumplir este sueño, en lo que te estás perdiendo y mientras ahí estás sufriendo como nunca y encima porque quieres, mientras la gente desconoce por lo que estás pasando. Sarna con gusto.. no pica (pero molesta!)

Esta semana toca semana de entreno mental, el lunes me salté la mitad de la carrera al sentirme vacío. Ayer en vez de 3 horas de bici hice 2. Sin fuerza física ni mental. La motivación es algo efímero, tan volátil que tan pronto está presente, tan pronto desaparece. Y cuando esta desaparece empieza el verdadero entreno, donde estás sólo, donde tú y tu mente son la clave para seguir, dónde has de buscar fuerzas, ánimos y no desfallecer. Está claro que la natación del ironman es terminarla y no cansarse, en bici haré lo que pueda y corriendo no me veo con esa chispa necesaria. Sólo quiero que llegue ya el día de la carrera y terminarlo, el tiempo me da igual. Terminar esta "fase" de la temporada y veremos qué pasa después. Empiezo a estar "agotado" de esta preparación. Sólo poder nadar de 22 a 23 en mi club es una gran putada porque así es imposible poder descansar más de 7 horas y empiezo a acumular ya mucho cansancio.

Faltan 38 días.

4 comentarios:

davidiego dijo...

tienes razón en lo que dices, pero tampoco has de ver esta pasión como un sacrificio doloroso, como una obligación, es una parte natural de nuestra vida, hay que cuidarse, no obsesionarse y saber disfrutar de todo. Animo que no te queda nada!1 (recuerdos a Armando)

Santa dijo...

Armando? ES un sacrificio doloroso pero elegido voluntariamente. Es sólo que hay sensaciones que jamás había tenido, este agotamiento no es algo que haya experimentado antes. Y me tiene moralmente hundido. Hoy ya veo las cosas de otra manera. Era normal estar así.

Joan dijo...

Aunque no he entreado nunca para un IM, muchas veces me siento así, Falto de sueño, de fuerzas, de ganas para entrenar, de MOTIVACIÓN! Yo te recomendaría que durante 1 o 2 días te dediques a descansar: dormir 8 horas y entrenar solo aquello que te apetezca.

Animo!

Santa dijo...

Ayer ya hice algo parecido, a las 23 estaba durmiendo como un bebé.. pero aún ando cansado. Hoy sólo nadaré y si puedo a las 22 a la cama. Que el domingo tengo una carrera difícil y voy a llegar muy cansadete... ya verás como me doblan en bici... uff...